Cómo planchar a vapor sin morir en el intento

  Como todo galán, debo lucir bien. Eso es algo que le aprendí a mamá. Para ella, el niño de sus ojos debía lucir impecable y fue así, como durante 33 años, tuve mis pantalones, camisas y sacos sin una sola arruga… pero al empezar mi vida de soltero la magia se fue. Hasta que… Leer más »